Celticsprite’s Blog


"O Cego Andante" por Pablo Quintana
July 11, 2013, 1:29 am
Filed under: Leyendas del Camino, Música del Camino

“SI POR CANTAR ME PAGARAN
HABIA DE CANTAR BIEN,
PERO COMO NO ME PAGAN
CANTARÉ CONDESDÉN”
Hay una gran variedad de cantigas y romances de ciego recogidas a lo largo de todo el Camino y no sólo en las cercanías de la Catedral de Santiago; melodías incorporadas tradicionalmente y a veces con historias populares e incluso con letras derivadas de cánticos religiosos.

Hablábamos en un reciente posteo acerca de Florencio de Fontaneira… y vale la pena compartir con Uds tab el trabajo de un renombrado músico asturiano como es Pablo Quintana, cuyo trabajo quedó registrado en un disco de la serie Recolleitas editado por el Sello Ruada; en donde había recogido en directo las canciones del último ciego cantor que vivió en el país: Florencio da Fontaneira. Quintana también recogió una parte de su trabajo en varios vídeos editados por la Xunta de Galicia (uno de ellos dedicado, por ejemplo, a la técnica tradicional de tocar la gaita) y en programas de radio ya desaparecidos como A garmalleira .

Todo esta labor la comenzó Quintana en su aldea natal, situada en las cercanías del pueblo asturiano de Taramundi, en donde desde la adolescencia comenzó a interesarse por la cultura tradicional. A partir de ahí, este músico inició una actividad de recogida y grabación que lo ha convertido en uno de los mayores especialistas de etnografía musical que existen en Galicia. Este trabajo lo compaginó con actuaciones constantes por toda la geografía gallega, en donde frecuentemente estaba acompañado por músicos de la calidad de Michel Canadá o Bernardo Martínez, componente de otro grupo mítico de música tradicional como Doa.

La música que acompaña al presente video pertenece a su álbum “O Cego Andante”.
El arpista gallego Emilio Cao, registró una preciosa version en su legendario álbum “A Lenda da Pedra do Destiño” editado por el sello Guimbarda. Un sello muy comprometido con la música de raíz en la década de los ’70.

Ábreme a portiña, ábreme o postigo, dame do teu lenzo ¡ai meu ben! que veño ferido. Pois se vés ferido vés a mala hora, que as miñas portiñas ¡ai meu ben! non se abren agora. Miña nai esperte, nin tanto dormir, veña ouvir un cego ¡ai meu ben! cantar e tañir. E se il canta e pide dalle pan e viño, dille ó triste cego ¡ai meu ben! que siga o camiño. Non quero seu pan, nin quero seu viño, quero que Rosiña ¡ai meu ben! me ensine o camiño. Culle, ou Rosiña, a roca e o liño, vai co triste cego ¡ai meu ben! decirlle o camiño. Anda, ou Rosiña, máis outro pouquiño, son curto de vista ¡ai meu ben! non vexo o camiño. De condes e duques xa fun pretendida e agora dun cego ¡ai meu ben! véxome rendida. Eu non che son cego, nin Dios o permita, sonche o conde Alberto ¡ai meu ben! que te pretendía. Adeus miña casa, adeus meus quintais, adeus compañeiras ¡ai meu ben! para nunca máis.
Advertisements


Pasando por Fontaneira, recordamos a Florencio, O Cego dos Vilares
July 11, 2013, 1:03 am
Filed under: Música del Camino, Vídeos de Rutas

  Florencio, O Cego dos Vilares, Florencio López Álvarez, nació en Pin, concello de A Fonsagrada el 12 de abril de 1914, en el seno de una familia campesina y de ebanistas. Se quedó ciego de niño por causa de una viruela, desarrollando entonces portentosamente otras facultades, como el sentido de la orientación, asombrando a las gentes por su capacidad para recorrer los caminos, sabiendo ir y volver a todas partes pese a su ceguera. Para ganarse la vida un ciego solía tocar algún instrumento o cantar, y por ello tras pasar la enfermedad su padre la mandó a que aprendiese estas artes musicales de otro invidente, Xoán Santamarta. Como todos los músicos ciegos, Florencio disponía de una gran capacidad para aprender melodías de oído y posteriormente interpretarlas. Vivió en Fontaneira hasta los 14 años, cuando marcho a Os Vilares de Cubiledo, donde aprendió a ser buen violinista y cantador con ese otro ciego. Así se ganó el pan, yendo de pueblo en pueblo y de casa en casa cantando romances y coplas populares, muchas veces basadas en acontecimientos reales, acompañado por su hermano Pascario, que era copleiro o vendedor de coplas, llegando a ser una gran institución en toda la comarca da Fonsagrada, Baleira, y Ribeira de Piquín. A los 54 años volvió a A Fontaneira, donde falleció en 1986. Se recopilaron varias grabaciones originales de su buen hacer, llegando a conseguir notoria fama y reconocimiento al incluirse composiciones suyas en el disco “Recolleita”, junto con la de otros músicos gallegos.

Fue tremendamente querido en vida y la gente que le conoció le recuerda con grandísimo cariño, recordémosle también nosotros cuando pasemos por Fontaneira, emblemático pueblo del Camino Primitivo



Luar Na Lubre – Romance de Don Gaiferos de Mormaltán (S XIII)
July 3, 2013, 12:48 am
Filed under: Música del Camino
Uno de los romances más emblemáticos referidos al Camino de Santiago. Llamadas tambien “Coplas de Ciego” estas melodias y versos eran interpretados por músicos andariegos ciegos que interpretaban la zanfoña a lo largo de todo el Camino y en la ciudad misma de Compostela. Es famosa la version grabada en la década del ’60 por el exponente más imporante que diera Galicia: Faustino Santalices

Compartimos con Uds esta reciente version interpretado por el renombrado grupo folc gallego Luar Na Lubre….Disfrutad!

En cuanto al Romance en sí, compartimos al pie su letra original.Es obra del fallecido Conde de Quirós, con introducción y apéndices de Luis y Eris Cochón Certifica que se trataba del X Duque de Aquitania, entre 1127 y 1137, primer trovador conocido en lengua romance, según reflejaba el profesor Camilo Torres en la ‘Gran Enciclopedia Gallega’.

“Onde vai aquil romeiro,
meu romeiro a donde irá,
camiño de Compostela, non sei se alí chegará.
Os pés leva cheos de sangue,
xa non pode máis andar,
malpocado, probe vello, non sei se alí chegará.
Ten longas e brancas barbas, ollos de doce mirar,
ollos gazos leonados, verdes como a auga do mar.
Onde ides meu romeiro, onde queredes chegar?
Camiño de Compostela donde teño o meu fogar.
Compostela é miña terra, deixeina sete anos hai,
relucinte en sete soles, brilante como un altar.
Cóllase a min meu velliño, vamos xuntos camiñar,
eu son trobeiro das trobas da Virxe de Bonaval.
Eu chámome don Gaiferos, Gaiferos de Mormaltán,
se agora non teño forzas, meu Santiago mas dará.
Chegaron a Compostela, foron á Catedral,
Ai, desta maneira falou Gaiferos de Mormaltán:
Gracias meu señor Santiago, aos vosos pés me tes xa,
si queres tirarme a vida, pódesma señor tirar,
porque morrerei contento nesta santa Catedral.
E o vello das brancas barbas caíu tendido no chan,
Pechou os seus ollos verdes, verdes como a auga do mar.
O bispo que esto oíu, alí o mandou enterrar
E así morreu señores, Gaiferos de Mormaltán.
Iste é un dos moito miragres que Santiago Apóstol fai”